Gata Vagabunda

De noche se filtraron de nuevo los fantasmas,
Decíanme que tú ya no serías más en mi mundo,
A coro siniestro depositaban sus lamentos en mi oído
Aullaban sus verbos siniestros augurando el mañana,
Previniendo tu ausencia, decíanme que no volverías
Y que olvidados estarían tus versos de mi memoria.

Tembló el frío en mi alma,
Los fantasmas reían frenéticamente en el aposento,
Añoré nuestra cama, aquella donde eras la vida y el verso,
cuando sonreías y los fantasmas no eran más que un cuento,
Quise escaparme y no encontré la puerta,
Salte por la ventana, seguíanme e Intentaban borrar mis recuerdos
Y fue silencio de un oscuro cielo sin estrellas,
Miré el abismo de las almas que han olvidado
Y con sus ojos saltones y esa manos sin tacto,
buscan a tientan lo que fue su mundo de afectos.

De a poco el frío se adueñó de mi cuerpo,
No hubo un espacio de calor donde pudiera abrigar un verso,
Caí en el hondo infinito donde la poesía es laberinto
Y la palabra es solo un medio para masticar el día a día
Se escuchaban rechinar los dientes, los viejos olvidados,
Sin risas, sin esperanza, sin llanto, sin lamento,
Ignorada la existencia de la página en blanco,
Todo callejón llevaba al mismo cuento,
Murieron los recuerdos, no extrañes la cama
El poeta es solo una utopía para engañar a los inocentes.

No hubo miedo en aquel abismo sin recuerdos,
Reinaba el frío en manos huesosas del olvido,
Era su risa la mueca de un moribundo,
Que sabe que muere y esa es su mejor suerte,
Me despojaban ellos de mis amados recuerdos
La luna, el gato, la verja de tu puerta,
La pequeña flor que nacía en el concreto,
la burla babosa de tu sobrina en el baile,
el pelón de la fila para confesarse en la iglesia…
todos los recuerdos desfilaron y no mas
que aquel horizonte oscuro y perverso.

Caí en aquella tragedia el estilo de Dante
No había Virgilio o Beatriz en este relato,
Solo aquellos seres como sombras
Me arrebataban recuerdos para sostener el olvido,
Apretaban mis manos la pluma sin tinta,
No había palabras para articular en el cuaderno,
Ancló el velero que me llevaría a la otra orilla,
De donde ya nadie regresa…

Ví hacia atrás y encontré los ojos de Pierce,
Recordé que yo tengo alma de gata vagabunda,
Una vida más o menos, pero aún no llego a las siete…

Estraviar el camino, volver a la senda, es la suerte de una gata vagabunda.

El otro siempre oculto

 

 

Buscaba entre notas el enigma de lo no visible,

del ese ser que encuentra tranquilidad en no ser visto,

que vive para  otros, conformándose con no existir,

arrimado entre otros se confunde entre los datos.

 

Le búscaba meticulosamente, sin verlo por ninguna parte,

encontré el libro de historia, ese que habla de lo que hace siglos

tampoco fue visto, desde entonces él se esconde,

nadie lo ve por donde pasa, él se resiste a ser un dato.

 

No quiere que le busquen por su oro,

no quiere que lo encuentren por su fuerza,

él solo se arrima a la sombra para no morir de hambre,

para sustentar a los suyos.

 

No le importa quedar en un registro,

eso no le deslumbra y si le espanta,

que lo identifiquen y luego lo aniquilen,

sabe Dios que extrañas fuerzas,

en otros tiempos le hicieron daño,

se resiste, se oculta, él no es visible a los extraños.

 

Dice la historiadora que si dejó sus huellas

en la selva, que por algún lugar se alimentó,

abandonó sus piedras de jade en los altares,

nadie lo vio, ni da cuenta de su lengua.

 

Buscaba afanosamente la huella de su paso,

y pasó por todas partes, así me lo dijo la sonrisa del niño,

negrito, pelo parado y lleno de malicia,

susurraba en su canción: “No le cuentes a nadie

que me has visto…”

 

 

 

Nuestra estación

SONY DSC

¿Recuerdas aquel adiós en la estación? No recuerdo si fueron cinco días, cinco meses o cinco años, fue un tiempo eterno. No llegó más tu voz a mis oídos, ni tu sonrisa amañada en mi regazo, diciendo que el arado estaba morocho y que tú eras el ser más tierno en este planeta.

Me quedé sola en aquella banca, observando mis manos con tu sonrisa llena de pelos negros y blancos, esos hoyuelos de mi esperanza, así congelé todos los momentos y te esperé sentada en la banca, pasaron las estaciones, los rostros nuevos que no recuerdo, la beata aquella que aún rezaba para regresar a su patria, el joven drogadicto que solo reía al celular y aquellos viajeron que limpiaban hospitales… tantas vidas frente a mis ojos, solo miré los momentos que me obsequiaste.

Y llegaste, tú siempre regresabas a mi regazo, creo que es tu lugar favorito en este mundo, donde tus versos y palabras seran las más hermosas… así como regresas yo regreso siempre a nuestra banca, no hay espacio más tibio y lleno de nuestras cosas, rostros nuevos, nuevas vidas que pasan, tú y yo juntos creando y construyendo el mundo con esperanza, no importa nada más si estamos juntos.

La chuzmería

“Chuzma”, escuché esa expresión del chavo, era su grito de protesta contra las injusticias. Para mi Chespirito, el Chavo y esos personajes, eran populares y en realidad no cree adicción para verlos, aunque no desarrollé una posición ideológica contra ellos, me eran indiferentes.

Hasta que un día escuché a una persona: “¿Mujer pero si vivís con la chuzma? Se refería a unas amigas migrantes de origen humilde, reafirmó diciendo: -Esa es una chusmería.

Creo que es algo fue de contexto, no me pareció estar de acuerdo con esa alusión a la pobreza, tenía una connotación despectiva, referíase a las personas que migran, que solo hablan entre si de cosas domésticas y tienen hábitos de consumo un tanto obsesivos. No puede ser solo esto, para la definición de la chusmería sería necesario un estudio más profundo, algo como la cultura del chuzma y del que se considera “no chuzma”, a lo mejor porque estudió, porque tuvo la oportunidad de moverse en otros ambientes o grupos sociales.

Vale la pena preguntarse ¿Qué es la chusmería? ¿Cómo se origina el término? Puede ser que la vecindad del chavo y esas relaciones de malos entendidos entre una familia que se cree de otro estatus y el chavalo pobre, sea una relación de chuzmas. La palabra nos refiere a un tipo de relación, pero para que exista esa relación de chuzmería, deberá existir el que es considerado chuzma (sin conciencia de ser considerado chuzma) y el que acusa a la chuzma (sin tener conciencia que su relación es de chuzmería).

Eso creer que uno tiene pedigree es una cosa muy seria.

 

Alas de ángel

statue-angel-wings-gothic-bokeh-fantasy-religion-images-205299

Ya no estoy contigo, me fui al terminar la noche, durante la luna llena que atrapaste para mi. Poco he cambiado, solo es que ahora puedes atarte a mi sombra cuando quieras, llevarte en mis alas de ángel al mismo margen sin fin de las estrellas. Claro mi cuerpo no fue más, desde que me lancé al vacío entonando la canción del poeta Walt Whitman, la que nunca te gustó y que era mi himno de energía.

No tengo pasión por aquel pasado, del que me creías tan apegada, tomo mis alas de ángel solo para hacer fiel compañía. aunque tú no lo veas sonrío al paso de tus manías, despliego mis alas y te beso en cualquier esquina, tú apenas te das cuenta y sigues tu camino. No piensas en mi, es normal nadie piensa en su ángel.

He aprendido a disfrutar de tus detalles, de acercarme a tu cama cuando lees y te duermes, pendiente del esa llamada, pendiente de los saltos de un perro y luego cuanto te duermes, reposadas mis alas acomodo mi sombra a tu lado, emanas calor y voy entrando en tu sueño, sonríes, sonrío.

No pude decirte cuando me fuí, que el pasado antes de ti fue finiquitado correctamente, pero dejarte a tí era algo para lo que no estaba preparada, así que me dejaron mis alas de ángel para hacerte compañía. Espero pacientemente para que juntos  crucemos el puente que nos llevará a las estrellas…

Si escuchas un susurro de buenas noches mientras duermes, son las alas de tú ángel que aún te hace buena compañía.

(Dedicado con amor a mi chaucito troglodita)

 

No hay espacio para el amor

tumblr_lnw91dxskt1qashfro1_500

 

Soñaba que un día mi amor bajaría de las estrellas,
no como un ser extraterrestre, sino como un ser
que solo en mis sueños solía existir,
soñaba su rostro tan parecido al de Jesús,
es Jesús un rostro que todos aprendemos a amar.

Creía con mucha fe, que él me redimiría de todas mis penas,
que solo en sus labios podía confiar,
contarle mis secretos más hondos, y quedarme en su pecho
por a fin a dormir, no habría más pesadillas,
el gran ogro machista quedaría atrás,
no serían más las ofensas innecesarias,
no sería de él de quien me debería cuidar.

Soñaba que el mundo era más justo,
era un amor “tan de verdad” que nada lo podía romper,
pero solo era un sueño, llegó un día del cielo
y aunque no tan parecido a Jesús,
era un ser más de carne y hueso,
las cuestiones del alma no se hicieron para él.

Y entonces alguien me dijo “el amor es leyenda urbana”,
es un cuento para las niñas, para que no les sea tan duro crecer,
el amor es utopía, es solo que avanzas y retrocedes,
en realidad, nunca llegas a él.
Soñaba con un amor tan puro y verdadero,
que eso mi energía perdí, hube de levantarme de la nada,
las manos vacías y en nada para creer,
en esas noches de estrellas fugaces, suelo recordar con nostalgia
aquellas noches que soñaba el amor, lamento el tiempo perdido,
lamento todo lo que entregué, hoy todo es materia
las estrellas un mapa extraño que se construyeron los antiguos
para llegar por fin a algún lugar.

Soñaba y la vida me despertó,
a un mundo huraño, lleno de vanidad y egoísmo,
no hay espacio para el amor.

 

 

¿Cómo explicar te amo?

e557348c98720cc525bc6a9b484a698d

¿Còmo decir que te amo?

veinte hojas de papel arrugadas

tiradas al piso, la pluma gastada,

las palabras enfriadas, ¿cómo decir que te amo?

 

¿cómo decir que te amo?

más allá de las categorías físicas y temporales,

más allá de los pronósticos racionales,

más allá del limite humano,

¿cómo decir que te amo?

cuando tú crees que estoy delirando.

 

¿Cómo decir que te amo?

Si tu cabeza tan dura, solo cree en convenios

y recetas inventadas por el consumo,

no confías en la labor del arte y la ternura,

¿cómo decir que te amo?

 

Dime tú de que forma te digo que te amo,

que palabras deben existir en mi diccionario,

que pueden aclarar en tu idioma de que forma te amo,

¿Cómo puedo explicarte lo que no puede ser explicado?

¿Cómo podrías comprender lo que yo misma no comprendo?

 

Dime tú, ¿cómo explicar que te amo?

¿Cómo puedo comprender de que forma amas?