Enojada viajera militante

gata-enojada-Grumpy-Cat-650x300

Mi amado poeta, como no hay manera de enviarte cartas porque ni pajaros en este fin de mundo boscoso, te escribo en la libreta de entradas y salidas de mi estado de cuentas y mira:

Te amo como amo a mis pies descalzos, son asperos, no tienen la piel de un bebe, he procurado usarlos bien y con el propósito para el que fueron creados, caminar y correr por el mundo, sentir el planeta con sus sentimientos, emociones y pensamientos. Mis pies me han llevado a todas partes, a todas horas y me han permitido cuidar la vida, en la medida que les he enseñado a caer de pie de las grandes alturas y escurrirse bajo las patas de los grandes caballos. Mis pies no son de seda, pero son tan preciosos y valiosos como una fortuna de emociones infinitas resguardadas en sus células, ellos sienten cuando se acerca el peligro y presto corren o saltan en medio de las multitudes.

Te amo como amo mis manos, no son suaves, son perfectas y ágiles, no fueron creadas para la vanidad de los ojos, fueron creadas para sentir la perfección de las cosas que la naturaleza crea en armonía con mis sentidos. Pueden escribirte 60 palabras por minutos y decirte en bio-bytes toda la alegría que inunda mi alma cuando de ver se trata el fondo de tus ojos y la belleza de tu risa engalanada por tus grises canas.

Te amo como amo mis ojos, que no son de color almendra, ni azules, ni verdes, ni siquiera tienen pestañas largas. Pero mis ojos pueden encontrarte en cualquier fin de infierno donde te muevas, mis ojos indios son capacaces de capturar en una silueta un rayo de luz para enviartelo en un nano-segundo, exactamente mis ojos te dicen en ese nano-segundo lo que están mirando.

Te amo como amo mi memoria, esa memoria obstinada que te recuerda a pesar de tus amañadas formas de decirme que no te amo, que nada es suficiente, que no camino tan rápido como lo estás exigiendo, que no te escribo para recordarte que existo y que no puedes verme. Te amo a pesar de que no soy tierna, que soy tosca y ruda…

Y bueno, sino no estás contento podés devolverme todos los besos, las caricias y los poemas. Eso sí, mis manos, mis pies y mis ojos también saben ocultarse.

Amado poeta, se un poco más serio y consecuente, también me canso y no me gusta que abusen sin que me den una dosis de ternura. Como quien dice, si quiere hacer sufrir ponga anestecia.

Anuncios

One thought on “Enojada viajera militante

  1. carlos 4 abril, 2017 / 10:15 pm

    Te descubro texto a texto y en cada uno con más agrado. Un beso.
    La última palabra contiene una errata: anestecia.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s