Anticipo de una promesa

DSCN3564.JPG

Cuando ya no tenga que escribir amor, probablemente es porque tu me estás cuidando, mi memoria no habrá traicionado, porque aún en los días más duros tu imagen y tu nombre acompañaran mi horizonte.

Pero cuando ya no pueda escribirte, musitaré en tu oído los mejores versos, para que no olvides la inocencia poética que unió nuestras vidas en aquel momento donde todo parecía un holocausto y nosotros el sacrificio.

No hice un diario, pero tengo anotadas todas aquellos días tristes en que fue sincera mi angustia al no encontrarte, no te aflijas si en mis días postreros llore alguna vez reviviendo el dolor de tu partida, que fue sangre en mi rostro y confusión en todos mis universos.

Hoy te escribo un poco triste, salte sobre el concreto y se fracturó una de las alas al intentar atravesas un tunel de concreto. Eso de las alas no está bien, debes hacerme un par que no me obligue a estarme remendando continuamente la piel con las plumas, que no me dejan volar tan alto como ambos quisieramos.

Este año celebramos la cena de navidad juntos y seguro despedimos el año viejo, entre otras cosas podrás construirme unas alas de verdad, que puedan hacer más eficientes mis viajes y llegar hasta donde vos al solo llamado de tu pensamiento. Dejame lugar en nuestra cama, cuida un par de calcetines para el frío; prometo, portarme bien, no más bromas pesadas, ni celos sin fundamento.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s