La piel en el matasano

images-1

¿Cómo les cuento? ¿Contándoles de verdad?-Yo nunca tuve la cara bonita, ni la piel bonita, ni las manos bonitas y mis piernas eras gorditas, mis caderas amplias y desahogadas, desde pequeña me decían que era mujer grande y fuerte, excelente para parir buenos hijos. Pero no quería tener hijos, e hice una burbuja apenas cumplí los once y escondí mi piel de niña, la enterré en la raíz de una matasano, para que siendo cumplido todo aquello que profetizaban los adultos para mi vida, una vez pudiera quitarme la piel que me tejían entre todos, yo tuviera un vestido que me gustara para ponerme.

Una mañana cuando cumplí los catorce, me asaltaron por primera y trasquilaron mi pelo, embarraron mi frente de ceniza y escuché por primera vez sus insultos: !Putaaaaaa!!Eres puta!!No sos mejor que nadie! !Sos una puta! y vagué por el valle, lloraba abundanmente, creían que mi pelo crecería con rezar a Cristo, pero se cansó mi memoria de contar los padre-nuestros y mi pelo quedó trasquilado como evidencia del día que me convirtieron en !Puta!.

Decían que bañarse en aguas virgenes sanaba tu cuerpo, limpiaba los pecados y podían hacer comunión con Dios y lo sagrado; bañaba todas las tardes donde la fuente nacía, a la raíz de un sauce que creció en ese lugar desde hacía más de doscientos años. Pero no es bueno bañarse de tarde en tierras heladas durante la lluvia, no pude caminar en mucho tiempo.

Me esforcé mucho por caminar de nuevo, extrañaba el bosque, saltar entre las ramas, escuchar las aves y tomar los peces con mis manos, mientras acariciaba cada piedra nueva que aparecía, mis ojos se hipnotizaban con sus colores intensos, rojos, amarillos, negros, blancos, morados y otras que tiraban destellos dorados. Amaba el sonido del agua cuando chocaba contra las piedras y se perdía luego en pequeños túneles de donde salían algas. Caminé y corrí nuevamente sobre el río, olvidé por un tiempo que ya estaba en la edad de las putas.

De un día para otro, el mundo no era el mismo, estaba en la ciudad, en la luz eléctrica, en el mundo de la TV y las modas. Entonces me decían !India!, había perdido el hábito de vestir como las otras chicas, era silvestre y todo se hacía extraño en mi entorno. Y una noche nuevamente me asaltaron y me dijeron: !No olvides que eres puta! !No eres mejor que las otras, eres igual a todas!

Fui a la raíz del matasano, encondí mi alma de niña más  adentro. El árbol se caía y se pudrieron sus raíces, tiraron piedras sobre él y así nadie sabe donde escondí mi verdadera piel. Me pusieron la piel de antojo, la piel que se estira y pare hijos, los amé con mi piel de madre y los amé con la piel de mujer, la piel que me ponían se caía sola, y siempre salía una piel nueva que protegía mis huesos. Olvidé que no quería ser madre, pero no olvidé que no quería ser puta y no fuí puta por decreto, ni por opción.

Solo quise ser mujer y madre de mis hijos. Llegado el tiempo de quitarme las pieles obligadas por el mundo, busqué en la raíz del matasano mi piel de niña, encontrando mi último reto, quitar una por una las piedras que la cubren. Y las voces están grabadas en las piedras: !Eres puta! !No eres mejor que nadie, tú eres como las otras!

 

Anuncios

5 thoughts on “La piel en el matasano

  1. Sebastián Serna 17 octubre, 2016 / 3:11 am

    Hola soy nuevo en este mundo blogger, me encararía que me apoyes en este nuevo proyecto, sigueme y lee mi contenido, publicare cada martes, jueves y sábado, estaría muy agradecido! 👈👍👍👍

    Me gusta

  2. antoncaes 15 octubre, 2016 / 6:50 am

    Dura historia que no por ello deja de ser cierto en muchos casos, pero la vida es dura y sabia a la vez y sabe quien es fuerte para salir adelante a pesar de las etiquetas que la pongan.

    Me gusta

    • meatovmearov 15 octubre, 2016 / 12:00 pm

      Esta relacionado con el embarazo en las niñas. Es socialmente inducido. Triste pero pasa en nuestros países pobres. Gracias por comentar.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s