Almas en el olvido

Llegado al olvido mi barco,

todo es niebla confusa en el puerto,

la gente corre, consume y no entiendo,

Karonte pide la moneda, veo hacia atrás,

no te encuentro.

 

Está fría el agua del río,

las almas embarcan y olvidan

han pasado su ciclo en la tierra,

Karonte exige su pago en moneda,

veo hacia atrás, nadie me sigue hacia la niebla.

 

Acompaña mi peregrino horizonte vacío

ese ruido constante que anuncia llegado el olvido,

Karonte dice que es pago en moneda,

un rayo de sol rompe la niebla esta tarde,

al despertar la moneda yace olvidada en el rincón de una mesa,

Karonte sarpó con las almas contadas,

ya no insiste, se pierde en medio del río…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s