Nada es para siempre

Woman on bench and sunset - vacation background

Decirte ese verbo utópico, ese donde digo para siempre, sabiendo que el mañana es tan efímero, tan de mentira, tan soluble en el tiempo.

Hace mucho no disfruto el café por las mañanas, tanto así que apenas se pasa como una leve añoranza aquellas mañanas donde tú me acompañabas y yo tomaba el café. Entonces no fue para siempre, de pronto un día ya no estabas en mis mañanas de café, no diré que fue fácil, te extrañe, luego no querías saludarme y aunque no lloré heché de menos tus bromas y ese entrar tan tuyo, tan dueño de todo.

Nada en ti para siempre, nada en ti parece ser permanente, de pronto estaba ella con su sonrisa de márfil y su escote de princesa, tu sonreías como nunca lo hiciste conmigo y me di cuenta, que como aquella sirena muda cantaba en tu oído para tu escribieras melodías a tu princesa de carne y hueso.

Di la vuelta, es una lección cotidiana, aunque nunca inventé un verbo con el cual no estuviera comprometida, entendí que lo dije a la persona equivocada. Ya estoy más calmada y aunque parece que no importa, te digo adios para siempre, seguramente no nos volvemos a encontrar, ve por donde te plazca que mi horinzonte será por donde no estes tú, así será…

Anuncios

5 thoughts on “Nada es para siempre

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s