En el tercer escenario

tumblr_inline_msu50py4zf1rs9l9d

Quisiera decirte que soy dócil.
Al llegar tú a la puerta movería mi cola,
preguntaré al final de la tarde: ¿Cómo te fue amor?
con tu mirada cansada harás el favor de repararme,
un beso indiferente, al oído dirás: Bien bebé.
¿Coméras? -¿Qué hiciste? . No te deslumbran mis gustos.

Comerás y encenderás la tele para ver las noticias,
mientras dirás en tu interior:
¡Al fin y al cabo no era la gran cosa!

Te veré silenciosamente, me sentaré a tu lado,
fingiré que me interesan tus cosas y diré en mi interior:
¡De todos modos no había otro palo en que ahorcarse!

Veré a través de la ventana,
me traerá recuerdos de la distancia y el precipicio,
la altura a la que volaba para recorrer tus versos sin escala,
la hoja seca que cae al final del verano
la rosa roja que no llevaste y el anillo que te asustó en el primer encuentro.

El peso de la rutina y la necesidad de asimilar solo lo que tocamos,
me alejaran del paraíso abstracto que rondaba en tus paisajes
Cada vez que al escucharte en la madrugada mi oído estaba listo,
el futbol, las noticias y el eterno cansancio,
habrán agotado las tintas de nuestras plumas,
se nos olvidará el camino de regreso a la galaxia donde nacimos,
seremos una lucecita más que indica el aterrizaje forzoso
de un par de humanos sin cordura,
deseosos de vivir en Berlin, Madriz o Washigton.

Me pasearás como tu perro, iremos a Windixie
escogeremos el concentrado de la semana,
te diré que es perfecto por el sabor y el precio,
mientras hago un esfuerzo por amarte
sin poesía, sin música y sin retrato.

Y ya no te haré los dramas al estilo de Shakespeare,
ni lloraré en el tono de Walt Whitman,
me callaré al sonido de tus sonoros mandatos de gendarme,
Me consolará creer que es el cansancio,
Probablemente el fin de semana me invites a Orlando
Sin preguntar si me gusta.

No habrá un secreto nuevo para sorprenderte,
has revisado hasta los restos olvidados en mis bolsillos,
me quedé sin cambio antes de llegar a la parada,
te debo hasta el aire que respiro, eres tú mi eterno
aquel que me levantó del polvo y me elevó a ser su objeto.
Dirás: -Todo es previsible, un día me traicionarás como el resto.

No quiero parecerme al mundo de traiciones que me antecede,
apoyaré mi cabeza en tu hombro, diré: ¡Amor eres el único!
mi alma humillada se abrigará debajo de tu cama,
como fiel perro que se contenta con tus sobras.
Será el fin de nuestras absurdas vidas,
Un par de idiotas que envejecen frente a la tele,
Conociendo solo aquello que le dejan ver las noticias,
Circo y pan pide el pueblo ¡Hagamosle fiesta!

Anuncios

2 thoughts on “En el tercer escenario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s