La piedra y el tallador

8da4bfa1b644cd5999dfc0b18d1fb1cb

Un relato extraordinario, sin evidencia profana,
una piedra que inconsolable lloraba a su tallador,
lo amaba con extraordinaria dulzura, lo amaba,
como el alma amorosa que nunca habitó en su interior.

Tallaba tan fino, parecían caricias la experticia
de aguja fina que sobre ella calaba y la hacía brillar,
amaba sus manos de artesano, las amaba,
como solo un alma virtuosa que nunca conoció el amor.

Era tan perfecto e inhumano, como solo un buen tallador
que talla con arte e idolatría la imagen de su yo creador,
la piedra amaba y el hombre tallaba, sin poder sentir,
sin saber comprender, que no hay semejanza, ni hay diferencia,
entre una piedra y la experticia de un tallador.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s