Memorias marchitas

lagrima

Más amado que el cielo mismo,
amante de mis letras que hoy te marchas,
verso triste esta tarde una lágrima desliza,
desde el profundo dolor que atraviesa mi garganta,
reposa en el inmenso vacío
que hoy habita en mi corazón.

Desperté y ya no estabas a mi lado,
quise engañar el tacto abrazando nuestras cobijas,
no estabas tú y mi alma errante sollozó,
la perenne ausencia de tu aliento junto al mío,
ví llegar el pasado tras de mí, como un fantasma,
Como un jinete que anuncia la destrucción de nuestro mundo.

Fue el apocalipsis antes del primer rayo de sol,
te habías ido durante la noche,
mi alma lloró y removió el silencio que por los de los siglos
han guardado los amores que no se encuentran,
caminé hacia la ventana, solo se veía tu silueta,
caminabas sin mirar atrás, rápido, seguro,
y mis ojos se quedaron fijos en mis pasos,
mi cuerpo no tuve conciencia del espacio,
te fuiste sin decir adiós, mi alma colapso en un segundo.

Me quedé sola en nuestra cama,
la última lágrima corrió hasta perderse en el mar muerto,
donde tantas almas se ocultan después de haber perdido la esperanza,
y quise abrazar un recuerdo, pero también me fue negado,
uno a uno se iban desvaneciendo, mi memoria de ti estaba feneciendo,
lloraba por ti, lloraba por mi, quería recordarte hasta mi último aliento,
tener tu mirada de mi, tener mi mirada de ti,
mis recuerdos se iban, tus recuerdos no estaban
¿porqué me abandonaste durante la noche?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s