Bailando en el silencio

12895libelula1

He llegado a mi estrella,
superé camino al norte todas mis ilusiones,
suena la rumba, la salsa y el merengue,
un poco de lambada, al ritmo de los astros.

Sigo bailando en el silencio,
millones de sonidos que solo escuchan mis poros,
poros de infinitas heridas, abiertas y cerradas, que aún respiran,
mis pies vibran al ritmo del trópico que enciende las pasiones.

Es un hermoso nocturno de luna en mengua,
flores blancas que apenas lucen sus siluetas oscuras,
es la música sonido en mi piel que calienta el ritmo,
nuevas pistas se marcan en mis calladas llanuras.

He llegado a mi solitaria estrella,
venciendo la inercia de tu frío ártico,
mi silueta se desdobla, hay que bailar en el silencio,
gritar no es ser más ágil, el sonido lento supera  el tiempo.

Heme aquí danzando sin afán en la victoria,
en el más glamoroso silencio de un millón de estrellas,
he despegado de mi cuerpo la piel de la esclava y de la sierva,
nuevas vestiduras con doradas alas impulsan mis versos.

Recorrí el futuro, llegué al pasado,
reté las agujas del reloj, nadé contra la corriente,
volé con livianas alas el vuelo de las águilas,
heme aquí, feliz, bailando en el silencio.

Volaré tan leve sobre el capullo de la mariposa,
posaré mis sueños sobre tu estrella,
levanta tu lata, que el hilo a mi lata dice
que tu espacio y el mío en una onda del tiempo se juntan,
bailas y ríes conmigo esta danza silenciosa,
llegamos al punto geométrico donde el sonido rebota para tomar impulso.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s