En el diario de Laurens, plátanos verdes

depositphotos_108000464-stock-video-cute-young-girl-writing-diary

El problema de Eva fue por un plátano verde

Ya es un día bastante después de mañana, el tiempo no es líneal cuando de memoria se trata, a veces retrocedes y encuentras la lógica de las razones o los malentendidos, descubres porque dejaste de dormir o cual era la angustia que tenìas cuando deseabas dormir todo el tiempo. El dolor puede constituirse en la forma de retener a las personas que ya tenían que marcharse pues su tiempo junto a nosotros terminó, deberían seguir con nosotros a través de los bonitos recuerdos que nos ayudaron a construir, perpetuarlos como lo hermoso que fue estar en un momento o muchos momentos que no valorabamos, la costumbre hace que perdamos la perspectiva de lo  realmente importante.

A veces creo que el dolor es algo que acontece menos en mi vida, en la medida que tuve que enfrentarlos sin anestecia, cada vez que me sucedían pensaba, “Miércoles” ojala que este día termine pronto, de ahí que los miércoles no sean mis días favoritos, no importa que las tragedias  sucedan en viernes.

Es obvio que antes de mañana me definió, un dìa después del funeral comencé a pensar en la casa, el carro y el perro, en las deudas no porque ya las tenìa. ¿qué te hace pensar en la casa, un carro y el perro? Seguro que es ver a los demás urgidos en adquirir esas cosas, el marido es algo adicional que he pensado en los últimos días, pero es más presión social y la gente que pregunta: ¿No has pensado en casarte nuevamente? ¿Nuevamente? En realidad nunca estuve casada, tener pareja para copular y reproducirse no es estar casada, seguramente pensaran, es estar medio bruta en un país subdesarrollado. Pues no, eso no está en la lista de mis errores, en realidad no pasaría un borrador sobre mi vida, intento rescatar de ella los aprendizajes, los momentos amables y no repetir los traumas, ese es un auténtico proceso de sistematizaciòn permanente.

Algunas veces digo mentiritas piadosas para mi misma, las vergüenzas deben ser tratadas como un rubor, con un poquito de deje desalmado, indicando que todos cometemos errores. Por eso dejé todo lo que correspondía a Willy en lápiz de gráfito, para que el tiempo lo borrara por sí solo y no tuviera que esforzarme. Exactamente así es, escribir con lápiz de carbón aquellas situaciones que quisieras borrar es una excelente opción, quien desee estar con tinta roja o azul que traiga su propio lápicero, ya veremos en la marcha que espacio le corresponde en el diario.

La lectura minuciosa de un diario, diez años después, es posible que ocasione una recaída, no obstante te va indicando de que forma vas tomando decisiones que contribuyen a levantarte, salir de ciertos entramados que no deseabas y que ciertamente la idealizaciòn te condujo sin soporte de seguridad. Por eso digo que las intenciones ayudan a protegerte, pensar en el bien de los demás no es malo, es una  forma de vivir mejor, pero nunca debemos olvidarnos de nosotros mismos, no es sano abandonarnos. Si nos ven tirados a la orilla del camino cualquier perro nos orina, un chancho urga en lo que nos pertenece y para rematar un pajaro nos cague en la frente. Estamos vulnerables, la cuestión de la vulnerabilidad no es solo porque te falten recursos económicos, es tu actitud de respeto hacia ti mismo.

Me gustaba un niño, que solo tenía un par de chinelitas de hule para ir a clase, tenía que caminar cierta distancia para ir a la escuela, su ropita viejita y gastada, pero no le gustaba llegar con los pies sucios a la clase, entonces pasaba por una quebrada y lavaba las chinelas, luego sus piecitos estropeados por las piedras. Me gustaba la mamá del niño que bien tempranito se levantaba para darle de comer una tortilla con huevo frito y la taza de café, le ponía los cuadernos en una bolsa de plástico y contenta lo encaminaba, estaba orgullosa que pronto aprobaría el segundo grado, nadie conoció al padre del niño y ella nunco lo necesitó.

La vida plena y feliz a veces es una cuestión de desarrollar el imaginario, aprender a estar contentos con la que vida nos llega, bien digo que a falta de manzanas si nunca las has conocido, los mangos son deliciosos. Donde las personas han crecido con mangos y guayabas, pensarán que Eva de Africa ni siquiera tenía la opción de imaginarse una manzana, ni los mangos, ni las guayabas, en realidad su problema fue por una menudo platano que se atragantó sin estar maduro.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s