En el diario de Laurens, solución imaginaria

depositphotos_108000464-stock-video-cute-young-girl-writing-diary

A pesar de mis experiencias previas y mi lectura asidua a los diarios publicados de otras personas, sigo sin saber si lo de diario es por lo de sistemático, o solo porque se escribe todos los dìas, tampoco se si lo escribimos por costumbre o la necesidad de contarnos a nosotros mismos lo que normalmente no contamos a otros. Algunas amigas han tenido confidentes, pero lo han dejado después de problemas y mal entendidos. Las confesiones son un problema catastrófico, cuando confieso a alguien un conflicto interno, termino rezando un padre nuestro para que no se constituya en una ruptura permanente.

Un diario es una memoria, que si no cuidamos de escribir bien, puede salir lleno de mucha brosa, por no decir otra cosa. Entonces, como que además de culpas, miedos y vergüenzas, hay que poner acciones concretas, conflictos sin resolver y al finalizar el día o la fecha, hacer una evaluación de lo bueno que pasó en nuestro día. Así logramos comprender porque después de tantos años, mientras trabajas, llega un pendejo a tu cama y te hace muecas, escurca tu celular y quiere ver tus contactos, mientras tú lo miras como si fuera el Dios de la creación, pero con ganás de mandarlo un rato a confesar a Satanás con toda su corte.

Si al finalizar el día no has tenido un sentimiento agradable, unas ganas de sonreir por alguien, o hasta de sentir tristeza por la ausencia de alguien, es un termometro de frío, de soledad o vacìo. En ese momento tienes deseos de comprar un perro, o por lo menos que te regalen un patito de hule para jugar en la bañera, por eso hay tanta gente que mira las telenovelas y se cree los dramas. Recuerdo una novela brasilera de una mujer que se quedò solita por malvada, miraba novelas y comía palomitas para hacerse llorar. Todos necesitamos llorar de vez en cuando, no lo hago porque después me duele la cabeza, entonces mejor busco como reir. Reir también es sano, una debe reirse aunque sean de las preciosas orejas del vecino.

Lo del diario es una solución imaginaria, saben, se me ocurrió porque tenía la sensación que la psicologa me observaba con ojo de juicio, es decir etiquetando mis confidencias como buenas o malas, eso me dio alergia. Desde muy pequeña aprendí que las cosas no son buenas o malas, que cada uno hace lo que puede en este planeta, aunque siempre estés buscando estar en paz contigo mismo. Tomé mi laptus, una IBW de vieja generación, que se stresó porque terminé jugando algo de estrategia combinado con bomberman y echo humo frente a mis ojos, no perdí el archivo porque lo tenìa en disco externo y asì mi diario habitò en muchas laptus que iban dando el traste porque dejé de jugar estrategias y me dediqué a instalarle programas de mapas, estadísticas, procesadores de texto y fotos, hasta que terminan confundidas, nunca adivinan mis prioridades.

Finalmente el diario tomó vida propia, hablaba de mi misma por sí solo, era como un desdoblamiento de personalidad, cada vez que lo leía miraba cosas que no me gustaban, era egoísta, egocentrista, suspicaz, altanera y con un imaginario patafísico extra-sensorialmente desarrollado, había que bajar el gas. Creo que no era mi psicologa el problema, sino lo que yo misma me negaba a aceptar de mi persona, había desarrollado más lacras que cualidades. Así que decidí callar a mi diario, lo subí en una nube, anoté la clave en una libreta, pero no se en cual de las veinte que tengo comenzadas, por el momento no he podido tener acceso a la burbuja virtual.

Tampoco estoy impaciente por encontrarme conmigo misma, pero es una excelente solución en caso de desorden mental y obsesivos deseos de asesinar a alguien. Un diario te entretiene y te ayuda a des-fragmentar tu memoria. Sí, es así como lo están pensando, la teoría de la fragmentación mental, suele pasar cuando se dan traumas y en la metafora de ti misma, no han cicatrizado las heridas. Un diario te ayuda a desfragmentar minuciosamente tu memoria, es un trabajo arduo y sistemático, llega un día que cansa y no deseas escribi ni…m… Pero el día más importante, es cuando te das cuenta que ya no deseas asesinar a nadie, solo deseas irte a una isla abandonada y olvidarte del mundo. Esa es la crisis del hermitaño, las personas te tienen cansada por alguna razón, pero solo lo descubres cuando te has alejado, existen momentos en los que realmente debes estar sola en comunión con tu persona.

No tengo el perro, pero a falta de perro, tengo una enorme mascota que urga toda informaciòn con olor a confidencial, a veces creo que lo han orientado desde el pentagono, como una especie de conspiración ultrasecreta. Tonteras mías, en realidad creo que mi mascota tiene miedo de perderme, aún no está preparada para la noticia que no es el único macho alfa que husmea en mis contornos.

Hoy no tenía deseos de escribir en un diario, pero la necesidad obliga, recordé ese asunto de la patafísica justo cuando terminaba mi informe y debo reordenarlo nuevamente.

Anuncios

2 thoughts on “En el diario de Laurens, solución imaginaria

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s