La ventanita de Guille

– ¿Donde estabas? -Guille tiene los ojitos brillantes, no sabe que responder a Pili.

– Guille ¿Donde estabas, porqué no me llevaste? – Guille le regala un dulce de leche y le responde: -andaba en el cine de arriba-. Pili come su dulce y le pregunta: ¿Qué hacías en ese gallinero tan feo? Las películas ahí no sirven.

– Andaba con un amigo y unas chavalas, una de ellas me besó-. Pili lo ve con curiosidad y se sienta con él en la acera para seguir preguntando: -¿Qué tal? ¿Te gustó? Guille se pone a reir, ríe con muchas ganas y le cuenta: -Eran como dos culebritas que se encuentran adentro de las bocas, ella metió su lengua en mi boca y yo quise poner la mía en la suya, pero no me dejaba, creo que quería violarme.

– No seas baboso, ella no puede violarte si vos no querés, además todavía la tenés pequeña. Guille se pone serio para contestar enojado: -Dunda ¿cómo sabes? No la has visto, si la viste le digo a ella. -No seas tonto, mejor seguí contando si te gustó.

– No me gustó, ella no me gusta, solo quería saber como se besa.

Pili lo ve con pesar, ¿Porqué no te gusta, no es bonita? Guille explica: -Es bonita, pero no por eso me tiene que gustar, ella se ofreció a besarme.

– Chavalo dundo, que mal agradecido, no todas quieren besarte. -Guille ya está enojado y termina la conversación diciendo: -Ella tenía una lengua como culebrita en la mía, eso no me gustó.

Anuncios

4 thoughts on “La ventanita de Guille

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s