En la ventanita de Guille

 

– ¿Guilleeeee donde estás? Guille, decime donde estás, atrás vienen unos hombres con rifles, avísale a mi mamá.  Guille no responde, Pili atisa la leña para encenderla y cuenta los tizones, el agua empieza a hervir, los hombres se acercan y enmedio de los rejones apuntan un rifle a su cabeza.

– ¿cabrón que te pasa? – Pilí está enojada con el hombre que la apunta, Guille no responde, escucha a su mamá que está tirada en el suello llorando, camina hacia atrás y ve a Guille tan pequeño, asustado, no puede hablar, solo mira a la madre tirada en el suelo llorando, varios hombres la apuntan en la cabeza. El tiene las manos en la cabeza y el rostro pálido, mudo completamente, nadie más habla, el padre está detenido en un cerco. Nadie entiende que pasa.

– ¿Hijueputa hijo de tu madre? ¿qué les pasa? Dice Pili al hombre que está atrás, es muy joven, tambièn está mudo, no le dice nada solo la apunta mientras ella atiza el fuego y cuenta los tizones, cuatro tizones, pero no puede hacer nada, la madre sigue llorando en el suelo y otro hombre tiene a Guille, dice que se lo llevará si nadie dice donde están los hermanos. – ¿donde estarán si no con ustedes?

Han tirado todo al suelo, desbarataron las pocas cosas que tenían, ¿Y ellos donde estaban? Dos semanas atrás se los habían llevado, habían reclutado a todos los chavalos jóvenes del caserío, ni siquieran les preguntaron si querían irse.

Se han ido, no se han disculpado ni nada, se han ido como si tuvieran derecho a ponerte un arma sobre la cabeza y humillarte, la dejaron tirada en el suelo, Guille está mudo, absorto, ella era su Diosa y no era tan fuerte como parecía.

– Pili ¿Porqué los quieren matar? ¿qué hicieron, si ellos se los llevaron antes?

– No los van a  matar Guille, ella está haciendo una novena al niño de Atoche, le dijo la mamá Moncha que esa novena es buena cuando los hijos están en peligro. Pero de todos modos los irá a buscar mañana, seguro los va a traer, no estés aflijido. Dicen que el diablo tiene los pies podridos, en alguna parte debe estar vivo.

– Pili ¿Los guerrilleros también matan gente? La radio reloj dicen que ellos son los buenos y la guardia pasa, nunca nos ha amenazado, allá en Pueblo Muerto los guerrilleros mataron a un señor viejito que vivía solo, le robaron un radio y doscientos pesos.

– No Guille, los guerrilleros no son malos, pero dice mi mamá Moncha que en la època de Sandino tambièn andaban delincuentes con esa gente, acordate de Aquiles que se fue a la guerrilla y ya había matado a un hombre para robarle.

– ¿A vos te gustaría ser guerrillera? Ya estás grande. Pilí lo ve, a veces él pregunta cosas sobre las decisiones de ella, como si adivinara su pensamiento. Ella piensa que si se fuera a la guerrilla él quedaría solo, ni siquiera sabe como poner el agua para el café o como se cuecen frijoles, ¿a quién le iba a dar pescados para tostarlos o le llevaría los matazanos verdes para madurarlos juntos? ¿con quién iría a comer bananos maduros en la quebrada o le pediría maíz cocido para comerlo en una taza?

– Me gustaría irme Guille, pero no es tiempo, le tengo miedo a estos hombres que andan por aquí, son del monte y no me gusta como me miran. Ojala traigan a los muchachos, sino ella se volverá loca.

Guille se ha dormido, está arrinconado a la orilla de la ventanita de Pili, cerró los ojos después de ver las estrellas. Guille nunca sueña, no le tiene miedo a las serpientes, las amaestra, él piensa que su mirada tiene un secreto para dejarlas hiptonizadas, lo cierto es que nunca lo han picado. También piensa que puede viajar a las estrellas con solo desearlo, Pili también lo cree, pero ese es su secreto, si lo demás saben se reirán de ellos.

Anuncios

14 thoughts on “En la ventanita de Guille

    • meatovmearov 19 julio, 2017 / 3:34 pm

      No existe la pureza. El ser humano nace con los bueno y lo malo, es inherente a su evolucion. Abrazo grande.

      Me gusta

  1. carlos 17 julio, 2017 / 9:29 pm

    Casí todas la noches salgo al patio y contemplo unos minutos las estrellas, estos días Jupiter brilla con fuerza y la Osa Mayor destaca sobre el dintel de la cancela. En esos momentos encuentro cual es mi verdadero tamaño en el universo. Pero sueño no me entra. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • meatovmearov 17 julio, 2017 / 9:42 pm

      Yo se porque no te da sueño, no las ves con ojos soñadores, crees conocerlas y eso es malo. Porque ninguna de ellas te dijo que se llamara Júpiter o que fueran de la familia Osa. Ellas tienen una vocecita chispeante, y si las vez como si fueran de tu familia, te darás cuenta que ninguna se llama así misma Jupiter. Por eso no te inspiran descansar en medio de ellas.

      Le gusta a 1 persona

      • carlos 17 julio, 2017 / 9:44 pm

        Uy que forma tan bella de mirarlas tienes. A veces saber cosas no es bueno para soñar.

        Le gusta a 1 persona

      • meatovmearov 17 julio, 2017 / 9:49 pm

        Tenía un libro que me enseñaba el nombre de todas las constelaciones, pero era aburrido, luego vi la cuestión de los mitos griegos y como ellos preservaban sus babosadas en las estrellas. ¿No te parece que mejor preservo mis historias y no las griegas?

        Le gusta a 1 persona

      • carlos 17 julio, 2017 / 10:15 pm

        Mucho mejor serán la tuyas y además más útiles y bonitas. Los dioses griegos eran muy crueles y les gustaban las guerras y disputas.

        Le gusta a 1 persona

      • meatovmearov 17 julio, 2017 / 10:24 pm

        ja ja ja… Te cuento que una vez le pedí un deseo a una estrella fugaz que brilló en fin de año, y se me cumplió, por suerte solo era para probar y desde entonces mejor invento historias para no recibir malos besos.

        Le gusta a 1 persona

      • carlos 17 julio, 2017 / 10:32 pm

        Jajaja, hay que tener ojo con los deseos que a veces se cumplen. Tus historias son cautivadoras y me parecen tan reales como la vida misma, pensaré también sobre los malos besos.

        Le gusta a 1 persona

      • meatovmearov 17 julio, 2017 / 10:35 pm

        Piensa en los buenos y descansa. Ahora seguiré con la lectura de un desastre que hice.

        Le gusta a 1 persona

      • meatovmearov 17 julio, 2017 / 10:39 pm

        El desastre está hecho, pero es un desastre soñado. Es algo como una enorme piedra, que se estrellará como un meteorito en el cerebro de alguien, me traerá consecuencias y miraré las estrellas. Tu tranquilo, que seré la misma y soy mejor después de eso.

        Le gusta a 1 persona

  2. carlos 17 julio, 2017 / 9:20 pm

    Es un relato impactante, acostumbrados a los pequeños problemas de Pili y Guille, de repente les ha pillado la realidad por sorpresa, que triste es cuando los hombres portan armas en lugar de herramientas en las manos. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s