Un gancho Jevi

“La mujer que lee, almacena su belleza para la vejez”. (Leído por ahí)

Debo llevar medio siglo en lectura, soy como quien dicen una mujer almacenada, creo que más bien una mujer con belleza almacenada, que deberá ir recitando por ahí todo lo que ha leído si quiere que alguien la note por su belleza.

Lo más aterrador del caso, es que nunca encuentro a nadie con quien hablar sobre todo lo que he leído, no conozco a nadie que hubiera leído un compendio de química general y otro sobre análisis cualitativo de la química del benceno. Y cuando quise hablar de piedras en forma poética, me dijeron que parecía la tormenta del desierto. Por ahí alguien hablo de cuarzos y yo honestamente puedo hablar de las propiedades de la piedras, en términos más  ecológicos, considerando la ética de la piedras.

El otro día intenté hablar con un colega sobre la legitimidad de las políticas públicas y él dijo que era más interesante la política comparada, por ahí se cortó la conversación porque él era hombre y quería hacer evidente su experticia en hablar de ese asunto mejor que las mujeres, y la verdad es que sino me pagan yo mejor no hablo de políticas públicas. No es que sea interesada, pero no es lo mismo hablar de política por hobby, que cuando te están pagando, es decir la motivación material no deja de tener su encanto en este asunto de leer por cuestiones de trabajo.

No se quien querrá hablar conmigo sobre la teoría de Soussure y el signo, a mi personalmente me aburre, pero la tuve que leer para descodificar a cierto señor de apellido Lozares que se le ocurrió hacer el análisis de las redes en el habla, que viene siendo lo mismo que las redes de informática, ni más ni menos. Una lee mucha cosa, unas sirven y otras no sirven, pero eso solo me hace un almacén de información, algo parecido a una computadora o una biblioteca. En la vida práctica no me hace más sociable, ni más interesante, ni más bonita. Solo soy alguien que puede hablar de los libros que ha leído.

Por supuesto que me siento orgullosa de los libros que no leí, ahí dejo eso tontera, no quiero lastimar a nadie.

Mucha paja esa, es importante leer, también es importante como lees y para que lees, con quienes hablas de lo que lees, que tienes para decir sobre lo que lees. Pero que te haga un bonito almacén viejo, ese gancho si que está jevi.